Automoción y E-Movilidad

El secador al vacío EcoCdry de alta eficiencia de Ecoclean reduce la carga de trabajo de las células robotizadas

Mejor resultado de limpieza por menor coste de inversión

Cumplir con los requisitos de limpieza más altos con el mismo tiempo de ciclo – para cumplir con este requisito en la limpieza de los cárteres de motores diesel, de manera reproducible, una fábrica de automóviles alemana equipó sus células robotizadas con los secadores al vacío Ecoclean EcoCdry de alta eficiencia. Estos sistemas permiten prescindir del secado previo en la celda y utilizar el tiempo de ciclo libre para la limpieza y el desbarbado a alta presión.

En la industria automotriz, las piezas del motor y la transmisión a menudo se someten a desbarbado y limpieza a alta presión, mediante el uso de células robotizadas. Estas operaciones se llevan a cabo en células que ofrecen un alto grado de flexibilidad para tratar piezas de trabajo, como culatas, bloques y cárteres de motor, con altos estándares de limpieza en tiempos de ciclo cortos. Si los requisitos de contaminación residual aumentan, p. ej. en el caso de una nueva generación de motores, el robot necesita más tiempo para limpiar y desbarbar la pieza en la célula. Por lo tanto, las células robotizadas adicionales serán necesarias en la mayoría de los casos, ya que la sincronización de la línea de ensamblaje se establece según el rendimiento determinado. Este también fue el caso de una gran fábrica de automóviles alemana. Sin embargo, la compañía encontró una solución más eficiente en colaboración con Ecoclean, Monschau.

Limpieza y desbarbado en lugar de presecado

Los cárteres del motor se limpian y desbarban en las células robotizadas EcoCflex Classic. Antes de que la pieza de trabajo salga de una célula, se elimina una gran parte del agua adherida por secado previo. El robot mueve el cárter frente a un dispositivo de soplado dentro de la célula. Este paso dura hasta 10 segundos fuera del tiempo total del ciclo.

Para hacer un buen uso del tiempo ""perdido"" para el secado previo, se colocó un EcoCdry para cada célula robotizada. Ecoclean desarrolló el secador al vacío altamente eficiente junto con el nuevo EcoCflex 3 hace aproximadamente un año. Esta célula robotizada – sucesora de EcoCflex Classic – fue diseñada desde el principio para que el secado completo se realizara fuera del sistema de limpieza. El EcoCdry es parte del equipo estándar. Gracias a su diseño modular, el secador al vacío también se adapta a las células de robot existentes.

Proceso de secado fiable a través de la tecnología de vacío eficaz

EcoCdry tiene un tanque de almacenamiento adicional, además de la bomba de vacío que se usa normalmente. En el tanque la bomba crea constantemente un vacío. Dado que la bomba cuenta con tiempos de ciclo cortos, comunes en la industria automotriz, significa que no se consume más energía, sino que se usa de manera efectiva.

Después de que el cárter se coloca en la cámara de vacío a través de un cargador de pórtico y se cierra, el tanque se evacua repentinamente. Esto crea un vacío de alrededor de 500 mbares por segundo. Esto forma un flujo de aire muy fuerte. Prácticamente ""arranca"" el agua adhesiva de la pieza de trabajo y la transporta a través de una tubería al tanque. Posteriormente, el vacío existente para el secado seguro de las piezas se aumenta a 30 mbares.

Costes de inversión reducidos

Como el agua residual que queda en las partes no es un problema para el EcoCdry, se puede prescindir del secado previo en la célula robotizada. El OEM alemán ganó así 10 segundos adicionales de tiempo de limpieza. Estos se utilizan para aumentar el tiempo de limpieza de las áreas críticas de cárter y para concentrarse en la eliminación de las virutas atascadas. Esto hace posible cumplir los requisitos de limpieza incrementados de manera eficiente, sin invertir en equipos de limpieza adicionales. Por supuesto, los secadores de vacío altamente eficientes causaron una cierta inversión adicional. Sin embargo, ésta es significativamente menor en comparación con el coste de la célula robot adicional, si hubiera sido necesaria.

Autora: Doris Schulz